Infancias diferentes (Parte I)

FlorLos nacidos en el ochenta somos la última generación que ha aprendido a jugar en la calle a las chapas, a la peonza, a las canicas, a la comba, a la goma o al rescate. Y, a la vez, somos la primera que ha jugado a videojuegos, ha ido a parques de atracciones o ha visto dibujos animados en color.

Entramos al colegio cuando el uno de noviembre era el día de Todos los Santos y no Halloween. Cuando todavía se podía repetir curso. Los últimos en hacer BUP y COU, los pioneros de la E.S.O. Somos los primeros en incorporarnos a trabajar a través de una ETT.

Tuvimos que tragarnos Reality Bites, Melrose place o Sensación de vivir. Lloramos con la muerte de Chanquete, con la madre de Marco que no aparecía, o con las putadas de la Señorita Rottenmayer.

Hemos vestido vaqueros de campana, de pitillo, de pata de elefante y con la costura torcida. Nuestro primer chándal era azul marino con franjas blancas en las mangas, y nuestras primeras zapatillas de marca las tuvimos pasados los diez años.

Aprendimos a programar el video antes que nadie. Vimos los primeros móviles y fuimos los primeros en empezar a navegar por Internet. Somos la generación de Espinete y Don Pimpón. Vivimos en los mundos de Yupi. Conocimos las pesetas rubias.

Comíamos Phosquitos y los Tigretones eran lo mejor, aunque el Bollycao tampoco estaba nada mal.

Somos la última generación que vio a su padre poner la baca del coche llena de maletas para ir de vacaciones. La de los que vemos que el piso que compraron nuestros padres ahora vale veinte o treinta veces más. La de los que estaremos pagando nuestra casa hasta los cincuenta.

Siempre nos recuerdan acontecimientos de antes de que naciéramos, como si no hubiéramos vivido nada histórico. Nosotros hemos aprendido lo que es el terrorismo. Vimos caer el Muro de Berlín. Los de nuestra generación fueron a la guerra. Vivimos el once de septiembre y luego el once de marzo.

***

Todos estos detalles son los que nos diferencias de las generaciones que han venido, y de las que están por venir.

Anuncios

Una respuesta a “Infancias diferentes (Parte I)

  1. Buenas
    Yo no creo que sea cosa de la generacion, yo soy de los 90 y vivi el 70 por ciento de eso. Aunque es cierto que ya no me tocaron muchas cosas que tienen que ver con el momento historico. Pero las costumbres de jugar sí las he vivido, al igual que la gente de años siguientes de mi pueblo también.
    Por lo tanto yo creo que más que cosa de la generacion creo que es de la zona donde vivas, por ejemplo, si vives en sitios como Gijon o La Felguera eso lo vivirás de forma diferente porque cada dáa hay mas gente,y es una pena que no lo puedan vivir…

    xao