Archivo diario: mayo 10, 2009

Maxy Carcedo Alonso: «Mi mayor satisfacción es ver que un alumno va a gusto a la escuela»

Maxy Carcedo Alonso, natural de Villoria, es la maestMaxy Carcedo Alonsora de la escuela de El Condado, perteneciente al CRA (Colegio Rural Agrupado) de Laviana-Sobrescobio, dos concejos del Principado de Asturias. Se diplomó en Magisterio en 1974, primero ejerció durante diez años como educadora en Belmonte (localidad del concejo de Somiedo), donde controlaba los deberes, los comedores y los dormitorios de los niños que estaban internos. Después de eso ha ejercido como maestra en diferentes lugares: Puente de Arco (durante diecisiete años), Las Quintanas (tres), La Acebal (tres) y Villoria (dos). Tiene tras de sí un total de treinta y cinco años de experiencia. Además posee el título de Magisterio con la especialidad de Bable.

¿Siempre soñó con ser maestra? o ¿cómo casi todos los niños barajó todas las profesiones existentes?

Siempre, nunca se me pasó por la cabeza ninguna otra profesión.

¿En qué momento llegó la “vocación” por dedicar una vida entera al trato con los niños?

Con seis o siete años iba a clase particular y no sé muy bien por qué la maestra, que tenía muchísimos alumnos, me ponía a mí a enseñar a los niños más pequeños. Yo estaba encantada de ayudarlos, pero cuando mis padres se dieron cuenta de que yo en ese tiempo no adquiría conocimientos propios, tuve que abandonar esas clases. Después de esa etapa estuve interna en las Dominicas de Oviedo, recuerdo todo el trabajo de aquel primer curso allí, tuve que trabajar muchísimo, esforzarme para conseguir el nivel. Me di cuenta entonces de que no era de las que más sabía, y que había perdido el año anterior la oportunidad de aprender mientras yo enseñaba.

Supongo que no se pararía a calcular las horas que tiene pasadas con niños, ¿pasa muy a menudo por momentos de desesperación?

No, jamás. Nunca me paré a calcularlas, ni siquiera a día de hoy -después de tantos años- porque es una cosa que me gusta muchísimo. Tampoco en ningún momento llegué a sentir momentos de desesperación porque me encuentro muy a gusto con su compañía. Sigue leyendo

Anuncios