Sexo siempre, el lugar da igual

JuLiaConozco a muchas personas que no incluye en su lista de lugares para hacer el amor (o tener sexo) la cama. No lo entiendo. La cama es el lugar más cómodo, y no el más aburrido como a veces se piensa.

Una habitación con una gran cama (si es de agua mucho mejor) es el lugar perfecto para llevar a cabo fantasías sexuales de todo tipo. Algunas de las mías propias y de mis amigas las contaré más adelante, pero ahora no es el caso.

Y hecha esta aclaración, he de decir que para nada estoy en contra de mantener relaciones en lugares insólitos como forma de dar vida o crear morbo a un polvo que podría convertirse en uno más.

Por ello es que me gustaría contaros algunos de los sitios típicos donde jovenzuelos y adultos en busca de aventura tienen relaciones. La playa con la arena, el sonido del mar de fondo, las olas rompiendo al ras de los cuerpos es un sitio en el que el sexo adquiere una dimensión mayor. Unos lo definen como romántico y otros como el perfecto escenario donde el morbo y el placer se encuentran para dar lugar a orgasmos espléndidos.

Pero la playa no es el único sitio en el que las relaciones sexuales pueden llegar a denominarse relaciones morbosas. El probador de una tienda, un banco en un parque a las 6 de la mañana (qué recuerdos), o el ascensor de casa son una alternativa a la cama.

Un día de verano, estaba con una amiga tomando una cañita en la terraza de un bar divagando sobre nuestro futuro y hablando de política, en definitiva, intentando arreglar el mundo. En una mesa contigua a la nuestra, dos mujeres, unos 45 años. Los temas que trataban ellas eran mucho más banales, o no, según como se mire. En un primer momento no nos percatamos de la profundidad del asunto.

Resulta que las ‘maris’ estaban hablando metafóricamente de sus vidas íntimas. Una de ellas se lamentaba de no haber sido más atrevida en su juventud, y la otra aseguraba que en su caso no había sido ella, sino su marido. Así pues, de una u otra manera, nos fuimos adentrando en la conversación. Comentaban que en su casa eran muy tradicionales y que lo único que hacían era la postura del misionero y que los preliminares eran taaaaaaaaaan cortos que apenas se enteraban. Ellas achacaban la monotonía de sus relaciones a que siempre eran en el mismo lugar: la cama.

Así, como decía, poco a poco mi amiga y yo estábamos más intersadas en su charla, de modo que incluso acercamos nuestras sillas de forma inconsciente para escuchar mejor.

Una de las mujeres era más espabilada, la verdad es que tenía pinta de ser una de estas madres de agárrate que vienen curvas. Y fue ella quien se percató de que lo que hablaban estaba siendo objeto de nuestra curiosidad.

Antes de que nos pusieran la cara roja de vergüenza por estar oyendo conversaciones ajenas, me dirigí a las señoras y, aunque al principio se extrañaran, después me escucharon. Lo primero que les dije es que se dejaran de tópicos, que el buen sexo no se consigue echando un polvete en un sitio o en otro, depende de las personas.

Lo que les dije es lo que cualquiera hubiera dicho, aunque pasando de la psicología barata de: “os falta comunicación”. Les comenté que a los hombres les encanta el sexo, y que si no hacen “cosas raras” es porque las respetan y creen que no les va a gustar. Por ello, les dije que debían sorprender ellas a sus maridos. En un primer momento me miraban como si estuviera loca, y por un momento, creo que yo también lo pensé.

No les iba a decir que se fueran el sábado al parque a hacer el amor con sus maridos, pues, teniendo una cama: ¿quién quiere parque? Cada edad tiene sus cosas, y la suya no era para andar restregándose por todos los sitios cual perrilla en celo.

Así que, les di mi tarjeta con mi número de teléfono para que me llamaran y las llevé a una reunión tuppersex, que os contaré la próxima semana. Aunque ya os adelanto que fue realmente divertido…

JuLia

Anuncios

4 Respuestas a “Sexo siempre, el lugar da igual

  1. Huum! Estoy impaciente por leer la reunión tuppersex.

  2. Que meticona eres! Te tienes que enterar de todo y de todas las conversaciones… antes de que se te pase algo explotas.

    Propongo como tema el cibersexo.

  3. mmm, vaya giro que ha dado el blog no??? jejeje

    yo tambien estoy deseando leer lo del tupersex!!

  4. lacopadecirce

    Lo de los lugares es algo a lo que nosotras sí le damos importancia, ¿no crees? ellos con tal de tener sexo no se lo plantean.
    Salu2!