Futuros médicos, cada año más listos

Año tras año entrar en Medicina se convierte en algo más difícil. La nota de corte de Medicina en la Universidad de Oviedo ha quedado en la primera lista en 9,09. Esta calificación es la más elevada en la historia de la Facultad.

El curso pasado, la nota de corte estaba comenzó en un 8,9. Sin embargo, al final pudieron acceder a la carrera los estudiantes que habían obtenido un 8,7 como nota media entre el Bachillerato y la Prueba de Acceso a la Universidad. Las esperanzas para alumnos que tienen una nota media-alta son mínimas, se prevee que la lista definitiva de admitidos en la Facultad de Medicina de Oviedo descienda dos o tres décimas.

En Asturias un año más surgirá la problemática de los decimales de la nota final. El curso pasado entraron en Medicina 132 alumnos. Esto ocurrió porque las calificaciones asturianas de las pruebas de acceso a la Universidad sólo tienen un decimal, y se produjo un empate múltiple en la nota de corte.  El problema real se encuentra en que la mayoría de las comunidades autónomas tienen dos decimales, lo mismo ocurre en los distritos universitarios que limitan con el Principado -de donde proceden la mayor de alumnos no asturias-. Si se sigue el procedimiento de otros años este 9,09, en la práctica, es un 9.

No pocas  personas consideran que las altas notas y las escasas plazas son el origen del déficit de médicos que padecen determinadas especialidades en el conjunto de España.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.