Trucos para el estudiante en un año difícil (V): CARNÉS

Si hablamos de ahorro es imprescindible mencionar las grandes ventajas que suponen para los universitarios a lo largo del curso la existencia de los ‘carnés descuento’.

Concretamente, el carné identificativo que se entrega a cada alumno cuando se matricula por primera vez en una universidad tiene un tipo de peculiaridad y es que suele contar con la colaboración de distintas entidades bancarias que, a la vez de actuar como patrocinadores, ofrecen condiciones ventajosas para los jóvenes. Sin embargo, los estudiantes suelen desconocer que gracias a estos convenios su universidad les puede llegar a financiar la realización de actividades culturales, becas, congresos o el acceso a infraestructuras, como aulas de informática.

Otro carné que todos los estudiantes deberían llevar siempre en su cartera es el ‘Internacional de Estudiante’, también conocido como ‘Tarjeta ISIC’. Y es que, entre otras muchas cosas, los titulares podrán obtener a través de su uso: descuentos en hoteles, restaurantes o en billetes de avión y tren.

Los únicos requisitos necesarios para conseguirlo son: acreditar que se es estudiante a tiempo completo, estar matriculado en un curso académico reconocido oficialmente, ser mayor de doce años, entregar una foto de carné y pagar seis euros por su expedición.

Más conocido que la tarjeta ISIC pero igual de ventajoso para el estudiante, es el Carné Joven Euro 26’, a través del cual cada comunidad autónoma ha establecido una serie de ventajas diferentes como descuentos en alojamientos, en asesoramiento jurídico, compra de coches, viajes, compra de equipos informáticos o actividades culturales (cines, museos, salas de exposiciones…etc.)

Fuente: aprendemas.es (Suprimidos algunos párrafos del reportaje original)
Anuncios

Los comentarios están cerrados.