Trucos para el estudiante en un año difícil (VI): CLAVES PARA EL DÍA A DÍA

Ofrecemos una serie de trucos que, aunque parezcan my obvios, pueden a veces no estar presentes en la vida cotidiana de un universitario. Por ejemplo, evitar tener a mano tarjetas de crédito y hacer uso de una de débito ayudará a los jóvenes a llevar un mayor control sobre el dinero del que disponen cada mes, sin necesidad de tener que pagar comisiones al banco a cambio de sacar dinero del cajero a crédito.

En cuestión de compras también es importante tener en cuenta que, para evitar las deudas, se debe pagar en efectivo en la medida de lo posible y evitar usar la tarjeta del banco bajo cualquier excusa o pretexto.

Otro truco de gran utilidad, consiste en elaborar un ‘plan de gastos’ a través del cual se apunte la cantidad de dinero que se ha gastado a lo largo del día y los fines a los que ha ido destinado este dinero. El objetivo de este planning es que a final de mes, se pueda hacer una valoración de los gastos que son accesorios y los que son fundamentales.

También se debe tener muy clara la idea de que tener coche, puede llegar a convertirse en un gasto agobiante y que lleve al estudiante a la difícil situación de no poder hacerle frente. Y es que son muchos los cuidados y atenciones que necesitan estás máquinas: gasolina, mantenimiento en general, seguro, impuestos, parking… Sale más rentable que el universitario utilice el transporte público para desplazarse de un lado a otro.

Y finalmente recordamos que, además de ser terriblemente perjudicial para la salud, el tabaco también es muy nocivo para el bolsillo de cualquier ciudadano, pero especialmente para el de un estudiante. Por ello deberá tener en cuenta que fumar alrededor de una cajetilla diaria supone el nada desdeñable gasto de 90 euros mensuales, dinero que vendrá más que bien para otros múltiples fines.

Fuente: aprendemas.es (Suprimidos algunos párrafos del reportaje original)
Anuncios

Los comentarios están cerrados.