Cuchillo y Pisotón: «De lo permisivo»

SaraSoy asidua y adicta a las redes sociales como Tuenti o Facebook, sobre todo a esta última. Esta semana estaba mirando un perfil de un estudiante de instituto y me encontré con semejante perla, atención: “haver todos saven que el es el mejor”. Horrorizada comencé a pensar el por qué de semejantes faltas de ortografía, pero no encontré un único culpable.

Por un lado, claro está, el menor erra por el poco interés que pone en los estudios, por otro lado, el problema creo que viene de más allá, radica en unos padres descerebrados y permisivos que no educan a sus hijos como deberían ni ponen interés porque o bien no tiene tiempo o porque no les preocupa en absoluto.

Por otra parte están las autoridades pertinentes como ministros y ministras incompetentes con sus leyes rancias y permisivas en las que el profesor es un colega y los objetivos mínimos son peor que mínimos, no existen.

Vivimos en un país dónde los niños de 14 años no saben quién es Carlos V, García Lorca o Felipe González. Con esto no quiero decir que deban saber tratados internacionales y tácticas de guerra bliztkrieg, pero señores, en los Estados Unidos un niño de 10 años se sabe de memoria todos los presidentes de su país, y sí, tienen una historia más corta, pero me parece reseñable.

España es un estado con falta de disciplina y orden en las aulas y en sus casas, pero de puertas para dentro yo no paso. No se asusten, no hablo de militares en las calles ni censuras, hablo de respeto y de mayores expectativas educativas para todos los españoles del mañana.

Porque copiar y aprender de otros países no es malo, es aconsejable. Algunos miramos al norte, a Finlandia, por poner un ejemplo.

Sara Arias García

Anuncios

6 Respuestas a “Cuchillo y Pisotón: «De lo permisivo»

  1. Puede que la frase: “haver todos saven que el es el mejor” dañe a la vista, pero no tiene porque ser por las razones citadas, puede haber otros causantes, no los padres y la educación, la última puede que un poco, ya que ultimamente se está bajando el nivel de enseñanza, pero también depende de si los educadores, son educadores, o van a pasar el tiempo a un colegio. Un niño/a puede tener unos padres que se preocupen por su educación, porque estudien y él/ella no quiera hacerlo, o que sea un pasota.

    Respecto a la comparación con Estados unidos, que más da que sepan quiénes han sido sus presidentes, si da igual todo. Mejor citaras que con 16 años pueden tener un arma de fuego y matar a cualquiera, eso si que es vergonzoso, y no que los españoles de 14 años sepan quien ha sido Carlos V y Garcia Lorca.

    Mejor se tratasen temas de importancia y que sean reales al 100%, y no solo ver la moneda por una parte.

  2. Cojo ideas de las dos:
    -Los padres a veces hacen todo lo que pueden por sus hijos, pero ellos no quieren o no pueden hacer más.
    -Un poco de historia está bien, pero tampoco hay que pasarse… (y eso que un graaaan y queriiiido profesor empieza y termina su asignatura con “la historia no vale para nada pero quien no sabe de historia no sabe nada”).
    -Por nada en el mundo se pueden tolerar tales deficiencias en la ortografía.
    -Dicen que las comparaciones son odiosas… por algo se dirá. De todas formas si tuviésemos la educación de Finlandia -que no tiene ningún aspecto sobre el que objetar- también tendríamos que pagar impuestos… y eso, por lo que se ve en estos días, trae polémica.

  3. El problema es que los padres van de amigos. Y punto. Y un padre debe y tiene que ser un padre. Que dejen de ir de guays.

  4. Veo que se ha desatado una polémica bastante intensa.

    El problema de la enseñanza es muy serio en nuestro país, no se pude permitir ciertos comportamientos generalizados como el destrozar el castellano cada vez que uno escribe algo en internet. Eso es imperdonable.

    Pero no creo que se le pueda echar la culpa solo a los profesores, ni a los políticos yendo un poco más alla. El problema principal es una pérdida de valores éticos por parte de los jovenes estudiantes que conlleva todos lo problemas que vemos. la figura del profesor pasó de ser algo respetable a ser uno más dentro de la comunidad educativa. Los padres son permisivos en estos días con conductas de sus hijos que son intolerables. Véase como muestra los niños del botellón de Alcorcón.

    Mi experiencia como profesor no me deja lugar a dudas, ya que los padres culpan siempre al profesor del fracaso de sus hijos, cuando desgraciadamente casi nunca es así. En fin, los padres también tienen su parte de culpa, y es grande. Los niños deberían ir al colegio a aprender y no a que los eduquen, educados tienen que ir ya desde casa.

    Respecto a EEUU no me parece el ejemplo más apropiado como sistema educativo. Lo de las armas me parece cosa de otro debate y poco acertado como comparación o ejemplo de nada.

  5. Pingback: Los estudiantes ‘ricos’ sacan mejor nota « Vivir Estudiando

  6. El problema de la educación española no se ve reflejado en esa frase, que no deja de ser más que una expresión de una sociedad “exprés”, donde un segundo equivale a quitar letras a las palabras. Suena mal, pero no veo el problema.
    La mayoría de la población que la educación de la juventud en España recae sobre los profesores. He aquí el problema: El profesorado en la actualidad no tiene poder para imponer disciplina y si no impone disciplina no puede enseñar y si no puede enseñar se creea una generación de incultos que se saben la vida de los participantes de GH y demás basura televisiva, pero que no saben de donde vienen, quienes fueron sus antepasados, ni saben apreciar la literatura de García Lorca.
    Los padres, en particular, y la sociedad, en general son los grandes causantes de los males educativos. Me explico.
    1) Vivimos en una sociedad consumista, que quiere tener más de lo que se puede. Para ello deben trabajar los dos miembr@s de la pareja. El niño, hijo único en la mayoría de los casos, es criado por los abuelos, que por no aguantar sus lloros le dan todo lo que quiere. Los padres, como sólo le ven unas pocas horas al día tratan de mimarle, consintiéndole todo. Y si son hijos de padres separados no digamos. Cada uno trata de darle más que el otro sólo por fastidiar.
    2) El profesorado trata de enseñar, pero mientras no se unifiquen todos los estudios para todo el conjunto del territorio español, nuestros jovenes serán unos necios, que no sabrán nada de historia de España, sino inventos independentistas de unos pocos (esta influencia de partidos independentistas tiene fácil solución: el cambio de reparto de votos en las elecciones, pero eso es otro tema)
    3) El profesorado debe tener a su disposición leyes que permitan el buen funcionamiento de su trabajo. Me explico. Los niñatos de hoy en día, con unos abuelos y padres permisivos, se creen que pueden lograr todo y si hay alguien que no está de acuerdo con ellos, profesorado, les agreden. A mí si el profesor me pegaba una hostia, mis padres me daban dos antes de preguntar que había hecho y otras dos despues. Ahora si un profesor hecha de clase a un alunmo, no digo ya pegar, que está penado por ley, viene el padre, la madre y la p… de los parió a todos, a agredir verbal y físicamente al profesor.
    4) Una solución que vo es que el responsable subsidario de las acciones del hijo sea el padre (hasta la mayoría de edad, que me parece una salvajada que la quieran rebajar a los 16 años, cuando la deberían subir hasta los 23, cuando dejas de ser estudiante y pasas a ser trabajador, en estos momentos parado. Pero esto es otro tema) Si los castigos revertieran en los padres (sobre todo si se trata de dinero), creo que estos educarían mejor a sus retoños.
    5) EEUU no nos puede ni debe servir de ejemplo. Para mí es un país que su constitución nace en una época de Guerra Civil y conquista de territorios a los indígenas (los americanos son conquistadores natos) Ellos no quieren investigadores, quieren mano de obra barata y cuanto más inculta mejor.