Navidad: ¿alegría o tristeza?

Es muy difícil tratar de encerrar en una palabra la alegría o la tristeza, pero no es así sentirlas a plenitud. No hay ser humano que pueda vivir un solo día sin experimentar alguna emoción. No podría. Tendría que estar muerto. Porque la sensación de sentirse vivo no se produce con el simple hecho de abrir los ojos y mover el cuerpo, sino por la emoción que nos produce ver salir el sol, recibir un beso, oler la hierba recién cortada.

Laura Esquivel, El libro de las emociones

***

Flor

A ratos me gusta la Navidad y a otros ratos no. Y es que los felices son más felices pero los tristes… El informativo de Antena 3 del mediodía ha fraccionado su tiempo en noticias alegres y en desgracias, y lo ha hecho matemáticamente, cincuenta por ciento para cada tema.

Inundaciones que estropean estas fechas. Moisés, el niño obeso de Ourense, vuelve a casa por Navidad. No tanta suerte corrieron los pasajeros de Air Comet, incluso algunos de ellos cenaron en Barajas. Los jóvenes andaluces que salieron a por setas y se perdieron. La chica obsesionada con el Papa. Incendios… y demás desgracias.

Probablemente todos los días pasen cosas parecidas, pero  a mí me llegan más adentro en estas fechas. ¡Igual se debe a que estos días me siento mejor persona!

Recurro a mi lista de citas porque parece ser que las noticias sobre estudiantes en período de vacaciones no existen, quizás por estas fechas no se estudia, aunque… que se lo digan a los futuros MIR o a los que tienen exámenes en enero.

Flor

Anuncios

Los comentarios están cerrados.