Cuchillo y Pisotón: «Noche de Goyas»

SaraMe he hecho de rogar, lo reconozco. Pero estaba esperando el momento adecuado para escribir. En la facultad de periodismo siempre nos repiten por activa y por pasiva eso de la actualidad. Es por esa razón, la actualidad, que he tardado más de lo normal en escribir.

Lo que he estado esperando es la gala de los Goya. Este año el cambio ha sido el centro de atención. El cambio de dirección en la Academia, se ha notado. Alex de la Iglesia ha hecho de este evento algo mucho más divertido. Sin duda el final con Andreu Buenafuente muriendo en el escenario es del tipo de gore cómico que gusta a de la Iglesia.

La sorpresa de la noche fue la aparición de Pedro Almodóvar tras muchos años de enfado con la Academia. El público se puso en pie y Pedro hizo de las suyas en el discurso, alguna puya para aquellos que según él no le valoran como en el extranjero.

La gran triunfadora de la noche fue Celda 211 con 8 premios, entre ellos mejor director y mejor película, que ahí es nada. Con 7 Goyas, la macro-producción de Telecinco, Ágora, de Alejandro Amenábar. La sorpresa de la noche fue para Fernando Trueba y su película El baile de la victoria, que no se llevó ningún premio de los nueve a los que optaba.

De lo que más me alegro de esta noche, es que el premio a mejor actriz se lo llevó Lola Dueñas, una actriz como la copa de un pino. Olé por Lola y las velitas de la hermana de Pedro. ¡Viva el cine español!

Sara Arias

Anuncios

Los comentarios están cerrados.