El desenfreno vuelve a Salou con la segunda oledada de estudiantes ingleses

Cuatro mil estudiantes birtánicos inundan nuevamente las calles de Salou. La nueva remesa llegó ayer y permanecerá en la localidad catalana hasta el próximo sábado. Lo que peor sienta a los vecinos es el estado en que lo hacen, la embriaguez se convierte en el símbolo del Saloufest. La opinión vecinal no mira con buenos ojos las juegas que se corren los británicos.

El balence de la primera tanda de universitarios dejó consigo una denuncia por violación e infinitas escenas de embriaguez en las calles. Pero los vecinos de la zona de Carles Buigues, que incluye la calle Zaragoza y la avenida Andorra, las más afectadas por el «Saloufest», no rechazan la presencia de los estudiantes, sino que piden más control por parte del Ayuntamiento.

Las opiniones también se dividen entre los empresarios de la zona. Más aún teniendo en cuenta la denuncia presentada por la tienda de ropa Blue-Bahs en la que alega que su escaparate fue destrozado en el período de tiempo en el que el desenfreno inglés se apoderaba de Salou. Los empresarios de ocio nocturno desean repetir la recaudación de la semana pasada, que ascendió a cinco millones de euros, mientras que los vecinos piden poder descansar.

 Los que practican el turismo de borrachera se olvidan que el viaje en esta ocasión también debe dejar tiempo al deporte. Y es que aunque muchos se dedican a beber noche y día, tienen un sinfín de actividades deportivas para realizar a lo largo del día. Ante las críticas originadas por el desfase de la semana anterior, el festival se ha visto en la obligación de renovar la imagen y los promotores justifican las riquezas de la localidad tarraconense con la oferta gastronómica y paisajística; y para dejarlo muy claro la página web del festival ha eliminado culquier referente a actividades incívicas (hasta hace unos días el viaje se anunciaba como un destino turístico en el que es posible beber alcohol en un zapato, correr desnudo por un hotel mientras los vigilantes persiguen a los estudiantes o  practicar sexo en un ascensor).

 

Anuncios

Una respuesta a “El desenfreno vuelve a Salou con la segunda oledada de estudiantes ingleses

  1. Puff vaya vergüenza. Lo de estos ingleses es de traca. Parece que algunos por muy mayorcitos que sean niotienen ni pizaca de educación. Lo que más me fastidia es que luego en sus países son super cívicos.