Rocío Pérez Guardo, Premio Nacional a la Excelencia del Rendimiento Académico: «Recomiendo a los estudiantes que antes de elegir una carrera decidan a qué quieren dedicarse»

Con tan sólo 27 años, Rocío Pérez Guardo se ha convertido en una de las grandes promesas para el futuro de la Universidad de Valladolid. Profesora en las titulaciones de Empresariales y Trabajo Social, esta joven palentina recogerá el próximo martes del ministro de Educación, Ángel Gabilondo, el Premio Nacional a la Excelencia del Rendimiento Académico.
-Conseguir este premio le habrá costado, cuando menos, muchas horas de estudio…
-Siempre he tenido como objetivo ser docente universitaria, y entonces, una vez que sabes lo que quieres en la vida, pues te es más fácil poner los medios. Y este tipo de premios ayudan bastante a ir forjando un futuro laboral.
-¿Pero cuando estudiaba ya se había fijado como una meta conseguir algún galardón de estas características?
-Pues la verdad es que sí que era uno de mis objetivos. Era un objetivo porque sabes qué méritos te cuentan, cuáles no. Y yo sí que quería conseguirlo, pero sabía que era muy difícil porque hay mucha gente buena y que puede ser mejor que tú en todos los lados. Y por eso, nunca se puede dar nada por hecho. Así que me esforcé mucho y lo conseguí, pero podía no haber sido así. La verdad es que estoy muy contenta.
Anuncios

Los comentarios están cerrados.