Archivo de la categoría: Otros estudiantes

Bailarines de matrícula: los alumnos del centro Danzasturias pasaron con nota los exámenes realizados por la Royal Academy of London

María Isabel Daben e Isabel González, ayer, en la academia de La Felguera [Fotografía realizada por FERNANDO RODRÍGUEZ]Danza clásica, flamenco, funky, batuka. Todos los estilos tienen cabida en la Academia de baile Danzasturias, ubicada en La Felguera y que forma a más de un centenar de niños y niñas. El centro dispone de un matrícula global de 240 alumnos. «Damos clases a niños y chavales que quieren formarse como bailarines y cursos a personas más mayores que tiene el baile como afición», explica Isabel González Mata, gerente de la academia. La plantilla docente está formada por siete profesores, aunque la intención del centro es aumentar personal e instalaciones, pesar a llevar funcionado apenas año y medio. «Ahora disponemos de una superficie de 400 metros cuadrados, pero estamos pensando en ampliar porque la verdad es que la acogida ha sido muy buena», argumenta González.  Sigue leyendo

Anuncios

Exámenes de acceso a la universidad para mayores de 25 años en la UVa

Un total de doscientos treinta y cinco adultos mayores de veinticinco años realizan hoy a partir de las ocho y media de la mañana el examen para acceder a la universidad. Las diferencias en números en lo que respecta a sexo son mínimas: ciento veintidós hombres frente a ciento trece mujeres.

El examen se realiza en el Aulario del Campus Esgueva de la Universidad de Valladolid. Consiste en una prueba común de un comentario de texto, tanto en lengua castellana como extranjera y, por la tarde, pruebas específicas dependiendo de la carrera elegida.

La mayoría de los futuros universitarios ha optado por la vía de Humanidades, un total de ciento veintinueve, mientras que solamente dieciséis por la Científico-Tecnológica y siete por Artes.

Las calificaciones finales se harán públicas el próximo viernes, veintidós de mayo, a partir de la una del mediodía, en los tablones de anuncios del Aulario, en la Casa del Estudiante, en las unidades administrativas de Palencia, Segovia y Soria y en la página Web de la UVa.

[Para acceder a las calificación hacer clic aquí]

La dificultad de las oposiciones, un mito

Pilar Molina Diego se ha presentado por primera vez a unas oposiciones. Y como yo soy de esas personas que necesito en casi todos los momentos no solo a la familia, sino también a los amigos, decidí estar junto a ella en las horas anteriores y posteriores a su experiencia como opositora.

Pili, como todo el mundo la conoce y como ella prefiere que la llamen, tenía bien claro que no se iba a pasar la víspera del examen estudiando. Por eso decidimos ir a cenar y hablar de nuestras cosas, nos olvidamos del examen que al día siguiente haría.

El pasado sábado, día veinticuatro de enero, se presentó a las oposiciones de educadora infantil para conseguir una plaza en la guardería pública en la localidad de San Julián, perteneciente al concejo de Bimenes, en el Principado de Asturias. El examen comenzó a las doce del medio día, y a él se presentaron más de ciento treinta personas. Entró en el aula tranquila, reconoce que no estaba demasiado presionada por no haber preparado el examen el tiempo suficiente que requieren unas oposiciones.

Sigue leyendo

Estudiantes un día por semana, pintores cuatro

Los talleres de empleo, que proporciona el Servicio Público de Empleo del Principado de Asturias, son una serie de programas que forman de manera teórica y práctica a sus participantes realizando obras y servicios en el ámbito público. La localidad de Pola de Laviana cuenta con un Taller de Empleo que presta estos servicios.

Estos talleres están dedicados a personas mayores de veinticinco años, y su principal objetivo es mejorar la ocupación laboral de este sector de la población, con la finalidad de facilitar su inserción en el mundo laboral.

En clase

Los participantes que no poseen el Graduado Escolar, o su equivalente actual (la E.S.O), recibirán clases específicas para su preparación. Durante casi dos horas he podido comprobar el mecanismo de una de esas clases, junto con los alumnos de la modalidad de pintura y su profesor, Ángel. Y tras ello pude hablar con todos los participantes del programa sobre la experiencia vivida durante cinco meses en el Taller de Empleo.

Un día a la semana reciben su clase semanal. Todos poseen un archivador para ir ordenando todas las fotocopias que el profesor les entrega con el tema que van a tratar. El mecanismo de las clases es sencillo: un compañero lee las fotocopias en alto y el profesor explica parte por parte. Se trata de clases muy participativas, con muchos ejemplos y muchas situaciones prácticas aplicadas a lo que ahora es su ámbito laboral. Y después de toda la explicación llega el tiempo de preguntas.

Pintores

Se trata de diez estudiantes, al menos un día por semana, que llevan, atendiendo a una media aritmética calculada entre todos, unos diez años sin estudiar y sin recibir clases. Los hay que llevan más de veinte años sin tocar un libro, como se suele decir, y sin embargo también los hay que hace tan solo un par de años que abandonaron los estudios.

Sin pensar mucho su respuesta, prefieren el resto de los días antes que el de la clase. Trabajar los entretiene mucho más que pasarse más de siete horas sentados en un pupitre. De ahí que una semana entera sentados se les hiciera muy larga. Una semana del mes de diciembre cambiaron la rutina por un curso de informática. La experiencia, según afirmaron rotundamente todos, no fue muy positiva. Además de considerar las clases muy teóricas, adquirieron pocos conocimientos. Este es otro de los aspectos que les ofrece el Taller de Empleo.

Para más información se puede visitar la página oficial del Servicio Público de Empleo del Principado de Asturias.

¿Dónde están los gordos en FoQ?

FlorNo me deja poner aquí su nombre, por lo tanto lo trataré de él, por extraño que me pueda resultar. Él es de esas personas que solo puedes querer u odiar, y yo soy de las que lo quiere. Me encanta escucharlo hablar, expresarse, pero sobre todo indignarse. Si hay algo que tengo claro es que tenemos dos cosas en común: Harry Potter y Compañeros. Una tarde de estas empezamos a hablar sobre la serie “sustituta” de Compañeros, Física o Química, y él pronto empezó a disparar críticas sobre todo lo que ocurre en ella.

Voy a empezar por el final de la conversación: Flor, por favor, incide en los gordos. No hay gordos. Los vestuarios de los institutos que salen en la tele están repletos de chicos esculturales, marcando músculos, con sus abdominales bien marcados y desarrollados… Lo mismo ocurre en lo que respecta al vestuario femenino, todas salen de la ducha con una toalla diminuta que deja ver sus delgadas piernas y a la hora de vestirse se exhiben en sujetador y braguita para mostrar que en su cuerpo no hay ni un gramo de grasa. La única gordita que apareció en una serie fue Yoli en Los Serrano, pero tuvo la suerte de ser la mejor amiga de la guapita de la clase. Tampoco se observa en ningún protagonista acné, ni juvenil ni de ningún otro tipo… ¡son todos tan estupendos que pasan por la adolescencia sin granitos!

Nuestro instituto debe ser el que rompe los estereotipos. Los profesores de gimnasia de las series son jóvenes, flexibles, ágiles, atractivos, agradables, cercanos… Nosotros teníamos como profesora una señora de más de cincuenta años, que no respondía a ninguna de las características anteriores, y que parecía más ser mi abuela que la persona que me enseñaba educación física. Y otra, la conserje, ¿por qué hay una conserje que es buena persona y joven?, si la nuestra era gorda, tenía pelos en los sobacos, fumaba Ducados y la llamaban TrOlga.

Sigue leyendo